Desde hace mucho tiempo, la expresión “ Te quiero más que ayer, pero menos que mañana ” ha estado íntimamente ligada al  Día de San Valentín o cualquier otro evento de novios. Debido a esta cuestión, además, ha formado parte de numerosos regalos, medallas, pulseras, tarjetas…..

Sin embargo y a pesar de todo la pregunta que cabe hacerse es: ¿De donde surgió esta expresión?

La respuesta la encontramos nada menos que hace 125 años, concretamente hasta 1890, año en el que la escritora francesa Rosemonde Gérard publicó un libro de poemas titulado “Les Pipeaux” y en el que aparecía unos versos que decían:

«Pues ya ves que cada día te amo más,
hoy más que ayer y mucho menos que mañana»
(Car vois-tu, chaque jour je t’aime davantage,
Aujourd’hui plus qu’hier et bien moins que demain)

Pero esta frase, en la forma de “Hoy más que ayer, pero menos que mañana” (y sus múltiples variantes) no se popularizó, como santo y seña del amor sin fin, hasta 1907 en el que a Alphonse Augis, un prestigioso joyero de Lyon, se le ocurrió hacer unas medallas en las que aparecía dicha expresión y donde las palabras “más” y “menos” habían sido sustituidas por los símbolos “+” y “-“ con pequeñas piedras preciosas (diamantes y rubíes).

Hacia mediados del siglo XX la frase era mundialmente conocida y se comercializaba adherida en infinidad de productos, quedando definitivamente vinculada con la festividad de San Valentín.

Enamoraos canallas
Fuente: 20minutos.es