Bueno pues hoy vamos a hablar de Boompi, una nueva aplicación para ligar. Los que la hayáis usado  habréis notado que su funcionamiento es bastante similar a Tinder.

Lo primero que has de hacer es crear tu perfil. Subir algunas fotos y una descripción de ti mismo así como cuáles son tus preferencias de búsqueda. Una vez hecho podemos empezar a mirar perfiles, moviendo el dedo hacia la derecha si nos ha gustado o hacia la izquierda si no ha sido así. Fácil fácil.

Lo que incorpora de innovador esta app es la posibilidad de que, si eres chica, tus amigas puedan incorporarse a la conversación y ver en tiempo real lo que está pasando sin que el chico se entere de nada. Mucho se ha hablado sobre esto dado que muchos chicos lo entienden como una violación de su privacidad al no saber con exactitud si nuestra conversación transcurre entre una o varias personas.  Personalmente no creo que tenga mucha trascendencia. Al final cuando hablas con alguien por chat no sabes si después esa persona va a compartir la conversación con sus amigos/as, primos, padres, hermanos, amantes, compañeros de piso,….o si lo está haciendo a tiempo real. Aun así ha habido polémica sobre porque las chicas si y los chicos no, dado que si hubiera sido al revés seguro se habría criticado duramente a la aplicación por machismo y no sé cuántas cosas más. Aquí puedo dar la razón a los que lo piensan sin embargo no vamos a entrar en estas cuestiones. Al final para nosotros no deja de ser una herramienta de marketing para diferenciar un producto que ya tiene muchas versiones.

Y es que cuando empiezas en Boompi todo parece guay. Es sencilla, intuitiva, de teja dar likes hasta a 300 perfiles seguidos y una vez llegado ese momento solo has de esperar 3 horas para volver a la carga. Además ofrece un historial con todas aquellas personas a las que has dado like.

El problema empieza cuando llevas 3 semanas – 1 mes usándola.  Al cabo de ese tiempo, se acaban los perfiles, algo lógico también si tenemos en cuenta que lleva menos de un año funcionando  en España, Alemania y Estados Unidos.

Sus creadores la definen como una revolución en el mundo de las citas online (No sé si por la posibilidad de usar el “usuario fantasma”).  Yo no diría tanto dado que no me parece que aporte muchas más cosas nuevas con respecto a otras como Tinder o Badoo.

Aun habrá que esperar un poco para ver si en un futuro Boompi se  consolidad como app de referencia y cuenta con un número suficiente de usuarios como para que le salgan los números a mucha gente.(Los números del amor se entiende, 😉 ). Dentro de nuestras pruebas apenas conseguimos unos pocos matches después de un mes y ya a la aplicación apenas cuenta con perfiles que mostrar.  A día de hoy no es la app más indicada para encontrar pareja.

No obstante yo siempre recomiendo probar y que cada uno saque sus propias conclusiones aunque a día de hoy recomendaría mejor otras apps como Tinder, Happen o Badoo.

 

Enamoraos canallas