Cada día son mas las personas que usan las redes sociales para ligar y, a pesar de que es relativamente sencillo quedar con alguien, no lo es tanto que esa primera cita vaya bien y termine en festival. Para ayudaros con esta tarea hemos elaborado este post con algunas cosas que jamassss debes hacer en una primera cita, salvo que claro está, seas mas segur@ que Chuck Norris y Chuachenaguer juntos. Y muchos despues de leerlo (bueno muchos) que esta claro pero ojo, que veo a mucha gente cometer uno o varios de estos errores pensando que esta funcionando de lo lindo. Pues no. Lo siento muchisimo, tendrás que cambiar de estrategia. Bueno que no me enrollo, aquí os las dejo:

 

Mala apariencia.

Y es que no podemos acudir a una primera cita de cualquier manera. Un estudio llevado a cabo por Meetic nos muestra como una de las cosas que más valoran sobre todo las mujeres en una primera cita es la forma de vestir del chico seguido por su atractivo. El estudio muestra como ambos sexos coinciden en que acudir en chándal a una cita puede suponer un fracaso estrepitoso nada más empezar siendo el estilo más moderno y casual (Tampoco se trata de ir vestidos de boda) el que más se impone entre los españoles para tener una cita. Y es que para la mayoría de los encuestados, el estilo es un reflejo de nuestra personalidad con lo cual un estilo clásico por ejemplo puede transmitir una forma de pensar tradicional y conservadora mientras que un estilo más creativo o moderno puede transmitir todo lo contrario. Y es que la primera impresión que transmitimos en los primeros 2 minutos de cita es clave para el desarrollo de la misma, así pues, ¡Cúrratelo!

Todo esto sin olvidarnos de la comodidad por supuesto. Dado que seguramente lleguemos con cierto nivel de nerviosismo a la cita lo peor que podemos hacer es ir con un modelito con el que no nos sintamos cómodos.

Por último salvo que queráis tener sexo salvaje en la segunda caña no nos pasemos de excesivamente sexys. La conversación debe ser lo más importante. Un toque picante es más que suficiente y ojo con pasarnos con el maquillaje. El ir pintada como una puerta puede dar la impresión de dar demasiada importancia a la cita o de inseguridad.

 

Transmitir abiertamente tus intenciones.

Este es un error bastante típico. Muchas personas tratan de alagar a la otra desde el principio, decirle lo mucho que le ha gustado una y otra vez pensando que de ese modo van avanzando hacía su corazón.

Mal! El halagar demasiado, el que la otra persona sin apenas conocernos piense que nos desvivimos por ella o nos vea desesperados puede hacer que perdamos valor a sus ojos, que nos vea como alguien empalagoso y que lo que generemos sea justo lo contrario, pérdida de atracción.

Los halagos deben ser premios que la otra persona ha de ganarse a lo largo de la interacción. De lo contrario pasan a ser palabras vacías dichas solo para endulzar la oreja o para demostrar lo que babeamos por la otra persona (ambas cosas negativas para nuestro fin)

Ejemplo: Después de un par de chistes (siempre que sean buenos, claro) “Me gusta, al fial va a resultar que hasta eres muy gracios@!!”. SI al contrario reímos todas las gracias por sistema probablemente nos verá como una persona sin demasiado criterio o demasiado preocupada en agradar. Recuerda, no importa lo que te guste, los piropos hay que ganárselos!!

 

Llegar tarde en la primera cita.

Si lo se, mucha gente considera que lo bueno se hace esperar y que se dan mas valor haciéndole esto a sus citas con la excusa de que estamos muy ocupados, de que mucha gente nos reclama y que por tanto tiene suerte de haber quedado con nosotros.  Y si, puede ser que funcione con gente necesitada, muy comprensiva o con la autoestima demasiado baja. Pero con alguien que se respete y se valore podemos dar la impresión de que no nos importa demasiado, de que nuestro tiempo es mas valioso que el suyo y de que encima tendría que darnos las gracias por haber sacado un hueco… Por supuesto, una vez le puede pasar a cualquiera o un retraso de un tiempo razonable como 10-15 minutos puede ser hasta bueno  (aunque luego como todo es relativo según la persona que espera claro). Pero no lo recomiendo y menos si lo haces repetidamente en el tiempo o haciendo esperar demasiado a la otra persona. Puede pasar que un día al llegar nos encontremos compuest@s y sin…..

 

Mostrar tus defectos.

Uno de mis errores favoritos. Hay gente que empieza a enumerar sus defectos en la primera cita y no termina. “Es que no soy nada divertido, ya me lo dicen mis amigos, que soy bastante soso. Una vez una chica casi queda conmigo pero al final no pudo ser….Y si a eso le unimos que soy bajito, regordete y calvo pues te puedes imaginar lo que ligo, jejeje”. Desastre. ¿En serio alguien piensa que esto es atractivo?¿De verdad alguien cree que va a pillar cacho así? Aunque pueda ser verdad. Es bueno demostrar que nos reímos de nosotros mismos y ser críticos con lo que no nos gusta pero siempre acompañándolo de cosas que si hacemos bien, siempre en tono mas de humor y demostrando que no nos importa demasiado mas que enumerando todas las cosas por las que no nos han querido y esperando que la otra persona como por arte de magia lo vea todo de forma diferente y nos diga, “eso no es así, para mi eres increíble, casémonos!!”.

Como en todo en la vida lo poco bien, lo mucho empalaga. Si quedamos con una actitud victimista, tratando de dar pena para captar su atracción como tantas veces hemos visto en el cine pues vamos cuesta abajo, de culo y sin frenos a la hecatombe. La lastima no es atractiva. Debemos afrontar nuestros defectos como aquello que nos hace humanos y no como “somos un desastre, deja que te cuente a ver si tu me sacas de esta”. Un valor muy importante es la seguridad que transmitas y esto es lo opuesto a lo que debemos transmitir, así pues evítalo please.

 

Estar muy pendiente del móvil.

Nada mejor para que una primera cita se haga sentir ignorada y con la moral por los suelos como el uso continuado del móvil a lo largo de la velada. Y es que vivimos en una sociedad en la que miramos el movil casi permanentemente con independencia de con quien estemos. He llegado a estar en una mesa de 10 personas cenando donde al menos 8 estaban usando su movil en momentos para hablar con el que estaba al otro lado de la misma.

Para seducir a una persona ésta tiene que sentir que tiene toda nuestra atención, hacerla sentir especial con nosotros, que la escuchamos, que nos reímos con ella,…. Y si mientras nos está contando algo estamos mas pendientes de la broma del gordo peludo que alguien publico en el grupo del curro que de quien tenemos enfrente una de dos, o tenemos un problema de adicción al móvil o nos interesa un carajo la otra persona. O puede que ambas cosas pero al menos se educad@.

 

Hablar solo de ti.

Seguramente hayáis conocido personas en vuestras vidas que si tu has hecho algo bien ellos siempre lo han hecho mejor, de estas personas que cada una de tus frases son para ellos la oportunidad perfecta para contar alguna de sus historias, para vender ese cuerpo y esa mente  que dios les dió llegando incluso a no dejarte acabar ninguna de tus frases o historias. Los reconocerás por expresiones tales como “porque yo…”, “porque a mi…”, “yo una vez…”, “yo siempre…”.

Bien, por si no te has dado cuenta esto no es mas que un síntoma de inseguridad que NO GUSTA. Yoes del mundo, esta estrategia no solo no funciona sino que resulta pesada y cansina. Una conversación debe ser como un partido de tenis, unas veces hablas tu y otras la otra persona. Y suele ir muy bien el escuchar y mostrar interés por lo que dicen los otros. A todos nos gusta contar nuestras historias y que nos escuchen. Aplícatelo y muestra interés por la otra persona. Te aseguro que lo notarás. Solo piensa como te sientes tu cuando alguien se interesa mucho por ti, y te pregunta, y no te interrumpe….Pues eso….basta de yoes y monólogos.

 

Ir demasiado rápido.

Hay muchas personas que cuando quedan con alguien para una cita a ciegas lo hacen pensando que es un mero trámite antes de acabar en el catre dándolo todo en plan John Wayne y por tanto…¿Para que perder el tiempo en preámbulos? Dos cervezas y meto morro o toco rodilla. Pues tranquilos todos. No dudo que en ocasiones sea así y todo vaya a la velocidad del rayo pero por experiencia no suele ser lo mas habitual.

Es importante saber calibrar y saber ver que quiere la persona que tenemos en frente y si está en consonancia con lo que queremos nosotros. Si ambos queremos lo mismo y lo queremos ya, pues que se encienda la magia de la pasión!! Pero lo normal es dar tiempo para que la otra persona se abra y se sienta cómoda antes de pasar al siguiente nivel. No digo tirarnos tres años en la fase de confort hablando de cualquier cosa pero si ir tanteando y pasar a sexualizar poco a poco la conversación según vayamos viendo a la persona mas predispuesta a nuestros comentarios y acciones. El ir demasiado rápido puede hacer que la otra persona no se sienta especial, que piense que solo la queremos para desfogar y que si vamos tan rápido con ella sin apenas conocerla…¿Con cuantas personas mas habremos hecho lo mismo? En fin, piano piano….

 

Hablar de tu ex.

Noooooo! Sataaaaaaan! Cacaaaaaa! No hay cosa mas triste que tirarte tu primera cita hablando de tu ex,  exponiendo todos tus argumentos sobre porque no debería haberte dejado, que tu no te lo merecías, que ese monitor de gimnasio no le va a dar lo que le dabas tu,….

No digo que sea malo en general hablar de un ex, al igual que no me parece malo hablar de citas que hayamos tenido a modo de historia o anécdota y aprovecharlo para expresar como está nuestra vida emocional. Pero una cosa es eso como una parte mas de nuestra vida y otra muy distinta es transmitir frustración, rabia, injusticia y otros sentimientos pares de denoten que no lo hemos superado. Si lo haces siempre desde la aceptación y el aprendizaje que te aportó esa experiencia y demostrando que ya no te afecta y que tienes ganas de seguir adelante y pasar página.

 

Perder los papeles con el alcohol.

Si eres de los que se toman varias copitas, y sin saber como, acabas encima de una barra de bar, bailando con los allí presentes, destrozando el mobiliario para terminar vomitando sobre un coche que ni siquiera es tuyo, mmmm, mejor bebe zumo. Conozco a mucha gente que con alcohol encima se transforman en otra persona y en una cita eso puede ser fatídico. Se consciente de ello y haznos un favor, no bebas o hazlo lo justo.

 

Idealizar a nuestra cita. 

En una primera cita en la que jamas has visto antes a la persona con la que has decidido quedar es normal tener las expectativas altas dado que muchas veces apenas disponemos de unas cuantas fotos y no nos queda otra que imaginar como será la otra persona. Eso puede hacer que la idealicemos demasiado y si no después no se corresponde con la imagen que habíamos creado para ella, nos decepcionemos  y tengamos ganas de pasar de largo sin mirar atrás. Pues no lo hagáis. Sentaos y conocerla, no penséis tanto en lo que no tiene sino mas bien en disfrutar y pasarlo bien. Es probable que os sorprenda….Además tampoco perdemos nada por tomar un par de cañas con alguien. Y sino pues a otra cosa sin mas drama.

 

Bien pues hasta aquí el post de esta semana, que no veas como me enrollo. Hay mas cosas que jamas deberías hacer en una primera cita como cortarte las uñas de los pies o jugar con tus fluidos nasales pero manteniendo estas que hemos visto a raya tenéis la mayor parte del camino hecho. Y es que muchas veces, con no cagarla es suficiente para al menos tener una segunda cita dado como está el mercado. A partir de aquí pues a lucirse pequeñ@s seductor@s!!