Bueno bueno bueno como de costumbre y para que estéis al día de todo lo que se mueve por ahí en temas de amor y sexo, y no os pillen en fuera de juego, hoy os traemos lo último en tríos…nada más y nada menos que…el sexo unicornio!!Si amigos, así está el tema.  

Y no, no se trata de una nueva modalidad zoofílica en la cual mantienes sexo con un caballo al que previamente habrás puesto un cuerno de colores en la cabeza sino básicamente es el nuevo concepto usado para denominar a los tríos compuestos por una pareja y otra persona bisexual. No confundir con el poliamor o con amor moderno, entre otras cosas, porque aquí la tercera persona en cuestión no debe sentir nada de nada en términos emocionales, solo sexuales.  

¿Y de donde procede este término? Pues el origen es confuso, puede ser la cantidad de gente ociosa que inunda nuestro noble país, el paro, la falta de sexo, el exceso de porno… quien sabe. Pero está ahí y nuestra obligación es informaros por si algún día os lo plantean que no pongáis cara de unicornio jugando al poker.  

¿Y porque el nombre de sexo unicornio? Pues se denomina unicornio a esa persona bisexual que solo busca mantener relaciones sexuales con una pareja. El nombre se debe básicamente por la dificultad de encontrar a personas de este perfil que tengan interés en los dos miembros de la pareja al igual que sucede con el mítico animal. Vamos que antes nos cae un rayo y nos toca la lotería que encontrarlo.  

¿Y ya está? ¿Esto era? Si y no. No es tan sencillo como parece, el sexo unicornio tiene sus normas que hay que seguir y que paso a detallaros a continuación: 

  1. El unicornio o persona bisexual no tendrá relaciones sexuales con nadie más sino que serán exclusivas con la pareja.
  2. Las reglas tienen que quedar claras desde el principio. No está de más crear unos estatutos para que luego no haya problemas.  
  3. La pareja puede decidir hasta cuando durará esta relación de tres sin que el unicornio pueda poner objeciones al respecto. Igualmente, esta podrá marcharse cuando quiera sin tener que dar explicaciones. Es decir que si esto no te está llenado puedes irte por ejemplo en mitad del acto sin obligación de decir ni un mísero adiós.  
  4. Está prohibido que el unicornio tenga sentimientos hacia ninguno de los miembros de la pareja, solo y puramente sexo. Así pues, mucho cuidado con esos inoportunos “te quiero” en pleno éxtasis orgásmico, que la liamos. Hay que ser fri@ como el metal. 
  5. Solo será sexo de unicornio cuando los tres miembros estén en la sala. Es decir, que si uno decide ir al baño 3 minutos mientras los otros siguen durante ese intervalo no sería considerado como unicornio. Habría que parar o entrar en vacío legal.  
  6. El unicornio no podrá interferir en la relación de pareja ni la pareja trasladar sus problemas al noble acto sexual.  

Cumpliendo estas simples reglas estaríais preparados para tener sexo unicornio. Sin embargo y a pesar de las múltiples ventajas y disfrute que ofrece esta “nueva” modalidad sexual, lo cierto es que en la práctica no es tan sencillo de realizar, siempre suelen surgir sentimientos y rencillas que hacen complicado una separación tan clara y un cumplimiento tan a raja tabla de las normas. Normalmente el sexo unicornio suele tener una duración más bien breve e incluso puntual en ocasiones (Por ejemplo, cumplir una fantasía).   

Y poco más os comento, solo que, si algún día se os presenta la oportunidad de tener sexo con una pareja, y solo sexo, acordaos de este artículo y estad atent@s, puede que estéis ante una gran oportunidad de disfrutar del auténtico e irrepetible…sexo unicornio… Y sobre todo si alguno de nuestros miles de lectores ya lo práctica y quiere compartir su experiencia con nosotros no dudéis en escribirnos!

A disfrutar canallas!!

 

Enamoraos canallas