¿A quién se dirige este hierro candente de poesía? A alguien que no va a leerlo, probablemente, porque ignora su valor o peor aún: porque le es indiferente.

¿Adónde esta puta manía de atravesarme en ti?
¿Por quién? ¿porque me lo mandaste tú?
¿porque te busqué yo
Cuando debería haber cortado las palabras
de esta lengua agujereada
de impulso abierto e inconsciente?

Este es su destinatario: un ser ante el cual huye la luz y a cuyo rastro sólo quedan lo sucio, lo frío, la tristeza, el engaño y el miedo. Una dulce cretina mentirosa

Que de tanto mentir
Se hizo a sí misma lo que a otros,
se creyó a sí misma con los otros,
se partió a sí misma en minúsculos trozos

y se sirvió para comer.
El hambre, así,
dejó de tener límites.

 

Puedes adquirir el libro en el siguiente enlace:

          Sombras cuarteadas de neón”, Alicia García Núñez.

 

Si te gusta la poesía no te puedes perder bajo ningún concepto….

ROY GALAN – Haz lo que sea para que no parezca amor

Táctica y estrategia – Mario Benedetti

Puedo escribir los versos más tristes esta noche – Pablo Neruda

 

Enamoraos canallas