Hoy, amigas del amor, en esta edición sobre como conquistar a un hombre debéis saber, lo primero así entre nosotras, que algo básico y fundamental a la hora de lanzarnos a la búsqueda de esa relación soñada es el tener un buen nivel de confianza en nosotras mismas. Sin eso no vamos a ninguna parte. Así pues debemos adquirir esa confianza necesaria. Que fácil, ¿Verdad? Estaréis pensando…

Pues no, no es fácil. Por eso vamos a empezar por identificar y quitar aquellas ramas que se han atascado en las ruedas de nuestras bicicletas y que nos impiden avanzar en nuestro camino. Con ramas me refiero a esas excusas que nos ponemos a nosotras mismas que no solo nos impiden actuar, sino que también minan nuestra confianza. El identificarlas es el primer paso para que podamos empezar a construir el camino por el que queremos transitar en el ámbito del amor y las relaciones. Así pues toma nota.

Estas excusas son básicamente 4:

Excusa 1: No soy lo bastante atractiva.

Son pocas las mujeres que consideran tener el cuerpo ideal para poder atraer al hombre que desean. La mayoría, incluso las mas atractivas tienen zonas de su cuerpo que cambiarían o con las que no se sienten seguras. Existe la sensación de que para poder atraer al hombre ideal es necesario tener el cuerpo perfecto, sin fallos, un cuerpo sin arrugas, sin grasa de mas, sin piel reseca, sin pelo mustio. Olvídalo. Es imposible poder llegar a los estándares de belleza que nos impone la sociedad. Ten esto muy claro. Pero te digo más: No es necesario.

Y estoy de acuerdo en que en muchas ocasiones nos encontramos a personas que son mas atractivas que nosotras. Y lo que sucede en ese momento es tremenda mente curioso. De pronto es como que nos empequeñecemos, dejamos de sentirnos atractivas y de valorar nuestros atributos físicos y pasamos a centrarnos solos en lo de la otra persona, como si de pronto nosotras dejásemos de tener atributos atractivos. Evidentemente esto es una trampa de nuestra mente. Ni esa chica es perfecta ni nosotras carecemos de atractivo. Ten claro que casi con total seguridad habrá cosas de su físico que no le gusten o con las que no se sienta cómoda. Es más, es posible que ella esté sintiendo lo mismo contigo. La clave es tener claro cuales son tus puntos fuertes y agarrarte a ellos para conseguir esa seguridad que nos falta en estas situaciones. Si no tienes muy claros cuales son te recomiendo que los pienses tranquilamente y elabores una lista si fuera necesario.

Además el físico no lo es todo. Sabes de sobra que hay chicas muy atractivas que apenas tienen conversación, que tienen carácteres insoportables, que se agobian por todo,…Por encima de que decidas potenciar tu imagen y meterte en el gimnasio hasta que te pongas cañón tu personalidad, tu forma de gestionar las situaciones o de vivir la vida pueden hacer que transmitas una atractivo muy superior a otra mujer cuyo físico llame mas la atención que el tuyo. 

Nunca mas te sientas acomplejada. No siempre gana la carrera el que tiene mejor coche sino el que mejor conduce. Y eso SI depende de ti.

Termino con un ejemplo: Sara era una chica físicamente normal. Era atractiva pero sin ser nada espectacular. No la entraban demasiados chicos pero muchos de los que la conocían no podían evitar sentirse atraídos por ella. Era divertida, muy abierta y simpática. Además era ingeniosa y transmitía una energía tan positiva que hacía que quisieses tenerla cerca todo el rato. Alba por el contrario era mucho mas atractiva que Sara y era difícil ir a algún bar con ella sin que los chicos la mirasen o en un momento dado la entrasen. Sin embargo cuando era ella la que se fijaba en un chico era incapaz de acercarse a hablar con él. Era muy tímida y no se veía a sí misma como una persona interesante. Eso hacía que Sara atrajera mas a los chicos que Alba a pesar de que la segunda partía con ventaja. De hecho Sara rara vez estaba sin pareja mientras que Alba solo aspiraba a poder tener algún rollo de vez en cuando y a auto compadecerse.

Recuerda: Ni tienes tantos defectos como crees que tienes ni estos tienen demasiada importancia. 

Excusa 2: Es que soy demasiado mayor.

Bueno pues ahora me entero de que existe una edad máxima para tener una relación. Imagino que aquellas que llevan ya 30 años funcionando tendrán una fecha de caducidad y no les quedará otra que parar.

Puede que pienses que estas cansada, que esto es un juego de jovencitas, que los hombres además las prefieren de menor edad o que ya tienes tantas manías que nadie te va a aguantar. Puede que incluso pienses que cada vez hay menos hombres porque además mueren antes y a tu alrededor todo el mundo tiene pareja y que pereza y acabes con la mayor depresión de la historia. Todo pa na.

Está claro que es mas difícil encontrar a un hombre que cuando teníamos 25 y que hay menos candidatos disponibles, pero eso no quiere decir que seas demasiado mayor para tener una relación o que no puedas encontrar a nadie con quien ser feliz. Al fin y al cabo aunque el mercado se reduzca no necesitas tener a mil sino solo a ese que te encante. Y te digo de antemano que existen muchos hombres que estarían encantados de estar con alguien como tu.

Apúntate las siguiente máximas en una hoja y repítetelas con frecuencia.

  • Potencia tu estilo, incentiva a tu mente, ten citas, ve a eventos, diviértete.
  • Potencia tu confianza y no te obsesiones.
  • No dejes que los desafíos te detengan.
  • No uses tu edad como una excusa.
  • No seas tan cruel de privar al hombre de tus sueños del privilegio de estar contigo.

Excusa 3: ¿Quién va a querer a una mujer con hijos?

Existen muchas mujeres que simplemente por el hecho de ser madres se prohíben el derecho de tener relaciones sentimentales con algún hombre. Muchas mujeres parece que no paran de recordar este hecho una y otra vez  y lo usan como excusa para no encontrar pareja. Es cierto que muchos hombres también lo ponen como excusa y esto hace que sea mas complicado, pero también es cierto que existen muchos hombres que están en la misma situación que tú, es decir,  hombres con hijos que desean encontrar a otra persona y que estarían encantados de estar contigo. No olvides que el hecho de que ambos tengáis hijos puede hacer que os comprendáis mejor y que podáis crear una gran familia. Al final el que la otra persona tenga experiencia con los hijos puede ser una ventaja para ti.

No obstante, esto no quiere decir que tengas que estar con alguien con hijos. Hay muchos hombres que una vez se enamoran empiezan a comportarse como padres y aceptan sin problema a hijos que no son genéticamente suyos. Si puede ser una desventaja a la hora de tener tiempo para tener citas y esto puede complicar un poco la búsqueda de esa persona ideal, sin embargo no por ello tienes que pensar que es imposible ni usar el ser madre como excusa para volver a enamorarte y disfrutar de una pareja.

Excusa 4: Tengo miedo de que me hagan daño.

Evidentemente que el  miedo a que te hagan daño es una excusa bastante buena. Es mejor quedarse en casa que ahí es seguro que no nos harán daño. El haberte comprometido en convertirte en la mujer segura y con confianza que quieres puede generar el miedo a ser rechazada y fracasar. Está claro que el camino de convertirte en una mujer poderosa está lleno de riesgos, sin embargo paradojicamente si piensas en esa mujer poderosa en quien te gustaría convertirte hazte una pregunta: ¿Cómo afrontaría esa mujer el rechazo? ¿Se hundiría o lo afrontaría con tranquilidad y pasaría página?

Nunca podremos ser esa persona segura de sí misma que queremos ser si no nos enfrentamos al rechazo, porque solo el rechazo puede hacer que nos convirtamos en esa persona. Solo el rechazo puede hacer que nos paremos a analizar que esta fallando y solo a través del rechazo podremos mejorar y crecer en nuestras estrategias. Esto no deja de ser un “prueba y error” hasta encontrar esa identidad con la que te sientas segura y feliz y que te de los mejores resultados.

Así pues, cuando pienses en correr un riesgo y en hacer lo necesario para convertirte en una mujer con confianza que vive siguiendo su propio estilo personal, hazte la siguiente pregunta: ¿Cómo te funciona el vivir sin correr ese riesgo? ¿Cómo te sientes cuando te escondes detrás de excusas y no haces lo necesario para convertirse en la clase de mujer que podrías ser? ¿Te estás dando la vida emocional y sexual que deseas?

El ir en busca del hombre de tus sueños no es fácil, duele y tienes que enfrentarte a días bastante duros pero de alguna manera por no hacer nada tu ya estás sintiendo algo de ese dolor, camuflado eso si bajo la forma de soledad y desánimo. Si de todos modos lo vas a pasar mal, al menos lanzándote al ruedo te das la oportunidad de crecer y encontrar a alguien. Es un dolor que forma parte del camino hacia el fin que se persigue. El dolor de no intentarlo no solo no nos lleva a ninguna parte sino que nos acaba convirtiendo en una persona insegura, frustrada y amargada. Así pues…¡Deja de ponerte excusas! Y sobre todo, deja tu ego a un lado y tómatelo como un juego. Si aprendes a divertirte con la seducción no habrá hombre que se te resista. 

Puede que tenga sentido seguir adelante y correr los riesgos, ¿No crees?

 

¿Preparada para el plan de acción?

Cómo conquistar a un hombre: Las 4 excusas que minan tu confianza.

 

Si te ha servido, si crees que es útil o conoces a alguien a quien le pueda venir bien ¡Compártelo en redes sociales!

 

Enamoraos canallas