El amor es una enfermedad provocada por un virus? Y lo más importante, ¿Se puede curar? Que duda cabe que el amor es como una enfermedad que nos empuja a pensar y a querer ver de forma casi obsesiva a la persona de la que estamos enamorados y nos genera nervios, miedo, inseguridad, sequedad, insomnio, falta de apetito en ciertos momentos y toda una explosión química de felicidad cuando estamos junto a ella.

Muchos comparan el amor con una droga, de hecho se activan los mismos circuitos del placer y de recompensa que cuando tomamos cocaína y sentimos el mismo síndrome de abstinencia que un yonki cuando no tenemos la dosis que necesitamos de la otra persona. Y de hecho siempre queremos más y parece que no nos cansaremos nunca. Pero hace poco descubrí la teoría de que el amor, posiblemente y al contrario de lo que hemos pensado siempre, sea nada menos que un virus, similar a la gripe que entra en nuestro cuerpo y lo desestabiliza temporalmente. Lo cual supondría que alguien que quisiera dejar de estar enamorado solo necesitaría un buen antiviral para volver a estar como nuevo, y en este caso, poder volver a enamorarse o no en función de sus necesidades, caprichos o circunstancias sin tener que pensar en las consecuencias de un posible fracaso.

¿Ayudaría ésto a que abriésemos nuestros acorazados corazones? Al fin y al cabo si aceptásemos que el amor es una enfermedad ¿No habría mas gente que se lanzaría a enamorarse sabiendo que puede dejar de estarlo cuando quiera solo medicándose un tiempo? El virólogo José Antonio López (divulgador científico y miembro de la Sociedad Española de Virología) nos plantea esta posibilidad en el programa «A vivir» de la cadena Ser en el que desgranan esta teoría y nos resuelven las dudas al respecto ofreciendo una alternativa a aquellos que queráis dejar de sufrir por amor.

Enamoraos canallas