A la hora de elegir al hombre ideal con el que queremos pasar el resto de nuestra vida, la mayor preocupación de la mayoría de las mujeres equivocarse y no elegir a la persona adecuada.

Todas tenemos más o menos la imagen mental de cómo queremos que sea nuestro hombre ideal y de cómo queremos que sea nuestra vida en el futuro.

Para que no te desvíes de ese camino, aquí te traigo algunos consejos para que te asegures de que realmente estás persiguiendo tus sueños y de que estás siendo honesta contigo misma en a la hora de elegir al hombre adecuado y no lo estás haciendo por presión social o por soledad.


1. Pregúntate: ¿El hombre con el que estoy es el hombre ideal con el que quiero pasar el resto de mi vida?

Lo primero que debes hacer cuando pienses en casarte es preguntarte si el hombre con el que pretendes hacerlo es el tipo de persona que quieres en tu futuro.

Piensa acerca de si tiene las cualidades con las que siempre soñaste que tendría tu hombre ideal o si tiene una o varias cualidades difíciles de encontrar. Piensa si lo admiras y si realmente sientes que has encontrado a alguien valioso y deseas conservarlo como un tesoro para el resto de su vida. Si piensas que es un capullo pero sigues con él probablemente sea más por un miedo a no estar sola que por amor verdadero.


Has de pensar  si realmente lo ves en tu futuro, y si de verdad piensas que podéis lograr cosas maravillosas juntos o no. Se honesta contigo misma y respóndete con sinceridad sobre si realmente te sientes bien con tu relación, o si en el fondo, esperas algo más sobre cómo debería ser.


2. No te obsesiones con «elegir» al hombre correcto. 

Deja que personas entren en tu vida y fíjate en todo aquello que te gusta de ellas y que podrías desear que tuviera tu pareja ideal.Haz nuevos amigos, trata de rodearte de personas que estén dispuesta a luchar por ti, a no soltar tu mano y a estar ahí cuando les necesites.

Eso te hará sentirte más segura, a que pongas más filtros, que te rodees de personas que valen la pena (lo cual te servirá para saber mejor que quieres en alguien) y te valores más a la hora de elegir a esa persona.

3. Ponte a ti misma en primer lugar

Tienes que pensar en tus metas y en lo que quieres hacer, y luego preguntarte si tu pareja te va a apoyar y si quiere ser parte de ellas. El hombre con el que te cases debe ser esa persona que siempre va estar dispuesto a ayudarte a crecer, a poyarte con tus sueños y a ayudarte a ser una mejor persona en todos los campos.

Y lo mismo al contrario. Pregúntate si estás dispuesta a apoyarlo en sus sueños y ayudarlo a crecer sin tratar de cambiarlo. Si la opción para casarte con tu pareja es que tenga que cambiar ciertas cosas mal empezamos…


4. Las relaciones familiares.

Es muy importante que ambos tengáis una buena relación con la familia del otro. Debes evaluar cómo es la relación que tiene con su familia, como te trata su familia a ti y cómo trata él a la tuya, porque una vez casados os convertiréis en una sola familia y tendréis que interactuar con los miembros de la familia del otro cada dos por tres.

Trata de ir a reuniones familiares y hablar con sus padres, saber lo que hacen y lo que piensan acerca de ciertas cosas que consideras importantes. Esta es una cuestión muy importante antes de decidir si es el hombre de tu vida. 

5. No casarse sin conocerse bien, bien.

 Tenéis que hablar mucho, hacer cosas juntos para aseguraros de que está en la misma onda acerca de las cosas importantes y conocer los defectos del otro para evitar sorpresas futuras.

No se puede pensar en boda si sólo habéis estado saliendo un par de meses. Tienes que conocer bien a su pareja, vivir  una temporada y después de un tiempo, decidir, no antes.

Como decía antes es fundamental tener una buena comunicación y ser capaz de expresar sin miedo nuestros sentimientos y hablar claro cuando sientas que algo va mal. Y recuerda hacer esto siempre con respeto para no herir a la otra persona.


6. Después de todo lo anterior toca hacer un análisis final de tu relación.

 Piensa en tal os lleváis, que tal es vuestra complicidad, si os divertís juntos,  si compartís buenos momentos,…Recuerda que este es un paso muy importante para ti en la elección de ese hombre ideal.

Si esa evaluación es negativa hoy o si simplemente necesitas algo más piensa que si no se cambia hoy es poco probable que cambie en un futuro. Por tanto el paso hacia el altar deberías darlo solo cuando sientas que tu relación va bastante bien y te veas lista para el compromiso a ese nivel. Porque lo peor que te puede pasar es que por precipitarte y tener prisa acabes eligiendo al hombre equivocado y desperdiciando algunos de tus mejores años con la persona equivocada.

Bueno canallas hasta aquí este post sobre cómo encontrar al hombre ideal para pasar el resto de nuestras vidas. Esperemos haberte ayudado y que elijas a alguien que te haga super feliz!! Hasta el siguiente!!