Ninguna persona es ajena al estrés, y en estos momentos de pandemia mundial sin precedentes, que está causando estragos en la economía en todos los países, los elevados niveles de estrés pueden ser un problema habitual.

Para las parejas, los períodos de estrés pueden suponer un fortalecimiento de la relación o generar grandes cantidades de tensión. Si en estos momentos pasas la mayor parte del tiempo en casa debido a los efectos del distanciamiento social para frenar la expansión del coronavirus, recuerda estas ideas para sacar el máximo provecho de tu relación en momentos tan complicados.

1. Identifica tus emociones y los causantes del estrés.

Diversas investigaciones han demostrado que cuando podemos nombrar y etiquetar lo que experimentamos, así como identificar las causas que desencadenan nuestra respuesta al estrés, podemos llegar a encontrarnos mejor. La clave está en la frase «nombrar es domesticar».

Este sistema de regulación y conciencia emocional es una excelente forma de conseguir llegar a calmarse a uno mismo. También te permite estar más presente a la hora de apoyar a tu pareja.

Asegúrate de conocer los factores desencadenantes del otro, como el ruido, el consumo excesivo de informativos, etc., y lo que sientes cuando surgen emociones negativas: «Estoy nerviosa», «siento frustración»…

Es fundamental conseguir sintonizar con las emociones del otro para ser capaz de identificar más rápidamente cuándo la otra persona necesita de nuestro apoyo.

2. Crea límites saludables en la pareja para las necesidades nuevas y especiales.

La cuarentena a causa del coronavirus ha generado numerosos cambios en los hábitos de muchas parejas: Tener que realizar tareas domésticas, trasladar la educación al ámbito del hogar o dejar de viajar son situaciones nuevas que, unidas a la caída de ingresos o a la pérdida del trabajo, está generando mucha incertidumbre en numerosas personas.

Para ayudar a todos los miembros de su hogar a adaptarse a estos cambios, es conveniente establecer límites apropiados y dejar claras las expectativas sobre el trabajo, organización, etc. Las ideas pueden incluir:

a. Mantener un horario de lunes a viernes que sea diferente al de los fines de semana para mantener una normalidad y rutina.

b. Establecer de ciertas áreas de la casa como zona de «trabajo» y espacios de ocio.

c. Respetar el espacio de cada uno cuando trabajéis  evitando interrumpir a la persona que esta concentrada haciendo algo solo por puro aburrimiento.

c. Crear horarios escritos y listas de control para ayudar sobrellevar y realizar las tareas domésticas y los deberes de trabajo.

d. Respetar los límites establecidos por el resto de la familia, por ejemplo, «No tengo ahora la cabeza para hablar de esto».

3. Establece el hábito de trabajar diariamente vuestra salud física y psicológica.

Cuidar bien la salud mejora la resistencia y el estrés, pero también estimula las defensas (algo cada vez más importante, más ahora que nos enfrentamos al coronavirus desde casa).

Ambos debéis haceros responsables de su bienestar físico y mental practicando regularmente hábitos de vida saludables que se ajusten a sus preferencias y necesidades. Entre los más importantes tenemos el dormir bien, una dieta equilibrada, tomar suficiente agua, hacer algo de ejercicio, practicar yoga… Sin duda todas estás actividades pueden llegar a fortalecer vuestra relación en un momento tan difícil. 

4. Consigue comunicarte bajo estrés de una manera productiva.

Tú y tu pareja debéis funcionar como un equipo y ser capaz de expresar al otro vuestras necesidades, sentimientos, deseos y preocupaciones en cualquier momento. Existen técnicas muy interesantes como practicar la escucha activa(no interrumpir, usar un lenguaje corporal accesible y no amenazante, hacer preguntas aclaratorias, etc.).

Todo desde un espacio que sea lo más amoroso y abierto posible,  con base en el «yo» y no en el «tú», dado que al final todo el mundo estamos abiertos a tener una conversación y que nos escuchen.

De esta forma evitaremos dar consejos que no nos han pedido, en un momento en el que lo único que buscaba nuestra pareja era poder expresar lo que necesitaba de nosotros antes de comenzar la conversación («Realmente me gustaría que sólo escuchara en este momento» o «Me vendría bien un consejo».

y hasta aquí canallas, espero que todo el tema del coronavirus y del confinamiento termine lo antes posible, y de ello, salgamos más fuertes y mejores!