Todas las personas con depresión experimentan una profunda tristeza y apatía, y nuestra pareja también puede llegar a sufrirla. Recibir el apoyo de amigos y seres queridos es clave para una optima recuperación. Sin embargo, es importante saber qué hacer y decir para mostrar tu apoyo.

Cuando intentas ayudar a tu pareja con la depresión, a menudo puedes decir o hacer cosas con las mejores intenciones que no están realmente ayudando a tu ser querido. De hecho, puedes conseguir llegar a generar  el efecto contrario. Te dejamos algunos consejos para que puedas actuar lo mejor posible si tu pareja tiene depresión. 

Cuando llega la depresión.

Es importante no culpar a la persona con depresión por su condición actual. La depresión es un trastorno emocional. Se caracteriza por un sentimiento de constante apatía y tristeza, que puede hacerte perder el interés por prácticamente cualquier cosa.

Por esta razón, es muy importante ofrecer tu valioso apoyo, paciencia y comprensión. La depresión puede variar de temporal a crónica o de leve a grave. Algunos de los síntomas son:

  • Sentimientos de tristeza o vacío.
  • Llorar con frecuencia.
  • Pérdida de interés en la mayoría de las cosas que antes solía encontrar interesantes.
  • Fatiga, falta de energía.
  • Falta de apetito.
  • Ansiedad e inquietud.
  • Irritabilidad o erupciones.

Dado que se trata de una afección, lo mejor es consultar a un especialista lo antes posible para evitar complicaciones. En casos graves, un especialista puede recetar medicamentos para tratarlo. Sea como fuere, si tu pareja tiene depresión, es posible que no sepa qué hacer, qué decir o qué preguntar.

Que decir y que no decir.

La comprensión y la paciencia deben ser la actitud que adoptes cuando tu pareja tiene depresión. Con las mejores intenciones y movida por la necesidad de hacer sentir mejor a tu pareja, seguramente se te pasen por la cabeza cosas como:

  • «Solo necesitas fuerza de voluntad».
  • «Tienes que hacer cosas».
  • «Sal más y aclara tu mente».
  • «Piensa en todo lo que tienes, no hay razón para sentirse así».

Sin embargo, te recomendamos encarecidamente que no le digas estas cosas a alguien con depresión. Este tipo de declaraciones simplifican y restan importancia a un estado que no es ni simple ni trivial. Es como pedirles que hagan un esfuerzo que no pueden, o que resten importancia a algo que les hace sufrir todos los días. Las personas con depresión ya se atormentan y se culpan por todo lo que no pueden hacer. Además, en muchos casos no comprenden por qué se sienten así. Lo mejor que puedes decirle a tu pareja si está sufriendo de depresión son palabras positivas de aliento, como:

  • «¿Qué puedo hacer por ti?»
  •  «Estoy aqui para ti.»
  • «No estas solo.»
  • «No es tu culpa.»
  • «Esto pasará. Ahí estaré para ti.»
  • «Te quiero.»

De esa forma le demostrarás que tu apoyo es incondicional y evitarás que se sienta culpable por su situación y por lo que está viviendo.

¿Qué pasa si mi pareja tiene depresión?

Ofrecer apoyo y demostrar que estás ahí para tu pareja es lo mejor que puedes hacer en estos casos. En aquellos que sean más graves, intentar que vaya a terapia es la mejor opción, aunque en ocasiones sea complicado conseguirlo. Hay muchas cosas que puedes hacer para apoyar a su pareja. A continuación te damos algunos ejemplos:

1. Intenta entender a tu pareja.

Debes entender que la depresión no es un estado emocional que haya elegido tu pareja. Puede que ni siquiera comprendas por qué se siente así. Tienes que ser consciente de que no es culpa suya, y de que probablemente él sea el que menos lo entiende.

2. Se paciente.

La depresión es una condición que puede durar mucho tiempo. Por eso no debes perder la esperanza. Debes estar a su lado con paciencia y comprensión y continuar con tu apoyo todo el tiempo que el proceso de recuperación llevará.

3. Ofrece tu apoyo.

Como dijimos antes, su apoyo debe ser incondicional, sin ser coercitivo de ninguna manera. No hagas que tu pareja sienta que no puede superarlo o que no vale nada. En muchos casos, no tienes que decir nada, solo tienes que estar presente. Haz que tu pareja sienta que no está solo.

Por otro lado, también es importante promover el tratamiento. Podría recomendarle a su pareja que inicie una terapia para tratar su afección. Sin embargo, tenga en cuenta que iniciar o no la terapia debe ser su propia decisión.

4. No obligues a tu pareja a hacer cosas.

Como dijimos antes, alguien con depresión ya se siente culpable porque no puede hacer muchas cosas. Esto puede hacer que sea muy contraproducente obligar a alguien a salir de casa o hacer cosas nuevas, por ejemplo.

5. Esté atento a las tendencias suicidas

Aunque es una situación extrema, algunas personas con depresión tienen pensamientos suicidas. Por este motivo, debes prestar especialmente atención a los siguientes signos:

  • Qué hable sobre el suicidio (“No quiero vivir”, “Estaría mejor muerto”, “Quiero suicidarme”).
  • Qué empiece a hacer un testamento, ordenar sus pertenencias para regalarlas, etc.
  • Se despide de sus seres queridos.

Este es un ejemplo bastante claro sin embargo puede haber otros signos que no lo sean tanto. Por tanto es importante vigilar todos sus movimientos para que no se nos escapen estas señales. Cualquiera que sea la situación, pensamientos como este significan que la persona debe consultar a un especialista de inmediato. Normalmente no es mucho lo que la pareja de una persona con depresión puede hacer por ella por ello es importante estar atentos a sus movimientos y tratar de que reciba ayuda especializada.