Seguro que ésta es una pregunta que te has hecho más de una vez. Por mi propia experiencia, sé lo difícil que es a veces. Fue muy difícil para mí decirle esta breve frase a mi padre ni calcular cuánto tiempo me tomó adquirir el valor para hacerlo. De hecho no recuerdo la fecha exacta en la que me di cuenta de que quería hablar con él. Pero pasó exactamente más de un año antes de que me atreviera. Por tanto, puedo decir que no es algo fácil. Hubo un libro que me ayudó siempre en su momento y que siempre recomiendo: Amor líquido. Te cuento como lo conseguí y como tú también puedes hacerlo. 

Míralo como un regalo.

Hay una frase muy poderosa que sin duda marco un antes y un después en todo esto: “No se trata solo de ti”. El punto es que no se trata solo de ti. Si digo «Te amo», no soy todo yo, sino solo mi regalo para esa persona. Lo extraigo de las profundidades de mi alma y pienso a quién se lo daré.

Es más fácil ganar confianza de esta manera dado que no es una cuestión de si me quieren o no, aprecian mi gesto o se ríen de mí. Simplemente amo a mi padre, y sería genial darle el regalo de decírselo.

Quizás ames a tu cónyuge, a tus hijos o incluso a tus compañeros de trabajo. Si te dices a ti mismo que solo le estás dando un regalo a alguien que amas, pero no a ti mismo, será más fácil para ti hacerlo.

Date todos los intentos que necesites.

El objetivo es darte un número ilimitado de intentos, dedicar todo el tiempo que necesites y pensar que, tarde o temprano, te saldrá. El hecho de que veas algo como inevitable te ayudará a acumular valor.

Somos mortales.

Otra forma de coger coraje es que este enfoque puede sonar bastante oscuro, pero está muy cerca de lo que pasa en la vida: todas las personas que amamos morirán algún día. Ahora, mañana, en una semana, un mes, un año, algunos años. La pregunta es, ¿quiero darme a mí y a esas personas un regalo así, decirles realmente cuanto las amo?

Puede ser hoy mismo. En mi caso personal, quiero poder decirme a mí misma el último día de mi vida que me tomé el tiempo necesario para decir «te amo» a todas las personas que son importantes para mí.

Motiva el cambio. 

Quizás esta persona reciba tal regalo por primera vez en su vida. Y lo que haces puede ser mucho más que el acto en sí. El hecho de que tu lo hagas puede hacer que esa persona también sienta el deseo de expresar su amor a alguien cercano a ella como sus hijos, su marido,… Y puede que acaben diciéndoselo a otra persona.

Como dice el refrán, lo que hacemos en la vida resuena en la eternidad. Más motivos para tener coraje: si lo hago yo, otros también pueden hacerlo, y no necesariamente en relación conmigo.

No esperes nada.

A menudo queremos decir «te amo» para escuchar la misma respuesta. Ya sea conscientemente o no, en el fondo esperamos tal reacción. Solo prepárate para el hecho de que en este breve momento que sigue a tu «Te amo», la magia que esperas probablemente no suceda. Envía un mensaje de texto o di estas palabras y olvídate inmediatamente del regalo que acabas de hacer. ¡No esperes nada a cambio! Esta es toda la magia.

Ponte en el lugar del otro. 

Otra forma, que también es una buena herramienta de entrenamiento, es intercambiar lugares. Imagínate en el lugar de aquel a quien le quieres decir «te amo». Como te sentirás ¿Te hará enojar, herir, reír? Rápidamente te darás cuenta de que es probable que te sientas incómoda y no sepas cómo reaccionar ante ello. Pero definitivamente no experimentarás enojo, resentimiento o deseo de reprochar nada. Es decir, en el peor de los casos, dejarás sin palabras a esa persona que no sabrá reaccionar.

Cuando es demasiado tarde.

Incluso si la persona que amas murió, escríbele una carta de agradecimiento, dile cuánto lo amas. Esto tendrá el mismo efecto en ti, si no más, que si la persona estuviera viva. Porque nuestro cerebro límbico no ve ninguna diferencia entre lo real y lo imaginario, y para ti, será como si se lo hubieras dicho.

Superar el miedo genera fuerza.

Una última razón: superar tu miedo a decir «te amo» te hará mucho más fuerte. Pregúntate qué tan importante es esta persona para ti. Te aseguro que inevitablemente encontrarás fuerza para hacerlo. La fuerza y ​​el coraje no se pueden crear, pero puedes despertar lo que ya está dentro de cada uno de nosotros. Hazlo por amor y verás que no es tan difícil decir “te amo”.

Solo hazlo. 

Díselo a otra persona como regalo.Haz esto por ti misma para que puedas estar orgullosa de ti mismo al final de tu vida. Y también porque te sentirás mejor de inmediato, definitivamente te volverás un poco más feliz.

Hazlo por otros, hazlo porque no tienes nada que perder, hazlo porque alguien también te dirá «te amo» después de tus palabras, hazlo por probar o por no tener que arrepentirte. Solo hazlo. porque al fin y al cabo…¿A quién no le gustaría recibir estas palabras?