¿Es importante la apariencia física a la hora de tener una relación? Pues lo cierto es que a primera vista si que parece importante si quieres tener una relación. Seguramente alguna vez has pensado que tenías que salir increíblemente guapa y sexy, actuar de un modo interesante y darle todo lo que quiere a ese chico que tanto te gustaba para conseguir llamar su atención y gustarle, pero lejos de conseguirlo, has acabado encontrándote perdida y sola, y lo que es peor, pensando que no hiciste o que no te arreglaste lo suficiente.

Y buscas desesperadamente una segunda oportunidad para demostrarle que puedes ir más bella si cabe y dar más de lo que diste pero como no tuviste esa oportunidad, vas y lo haces con el siguiente chico, lo cual lejos de funcionar acabo siendo. Si te preocupas demasiado por tu apariencia y compites con otras mujeres por ver quien es la más bella en la sala, recuerda esto aunque te parezca mentira: A los hombres no se enamoran de alguien por su apariencia.

Y desde luego, tampoco lo hacen por cómo pensamos que nosotras nos vemos. El enamoramiento se esconde más detrás de nuestro comportamiento y de la confianza que muestras. Eso no significa que debas descuidar tu apariencia, en absoluto, pero si él te toma en serio o no depende de cosas completamente diferentes a tu apariencia.

Los hombres no son mujeres. Los hombres siguen sus instintos cuando se trata de sentimientos y atracción, y normalmente no entendemos o malinterpretamos su comportamiento. Y cuando sacamos conclusiones sobre esto, generalmente lo acabamos rechazando sin entender muy bien que pasó.

No dejes que el rechazo te menosprecie, al contrario. Un rechazo no disminuye tu valor, simplemente te muestra que no has encontrado a la persona adecuada o no has sabido llegar de la mejor manera a ese chico que te gustaba. Porque todo empieza contigo mismo y tu forma de pensar sobre los hombres y las relaciones. Por tanto lo más importante es descubrir quien eres y no fingir lo que no eres.

Qué no hacer

Culpar a los demás. Acepta que probablemente hayas cometido algunos errores a la hora de acercarte a los hombres. No te has escuchado, ignorando las señales que te decían que las cosas no iban bien y que no te has puesto límites. Alégrate de saberlo ahora para no tener que cometer más errores.

Ser feliz y sentirse bien es la forma más rápida de conseguir una buena relación. Piensa que no podemos gustar a todo el mundo y por ello tendremos rechazos pero tampoco es probable lo contrario, es decir, disgustar a todo el mundo. La ira y el sentirse víctima del comportamiento de los demás no te hace más atractiva. La confianza en ti misma y tu forma de afrontar la vida es lo que si te hace más atractiva. A partir de ahora, empieza a pensar en lo que quieres en lugar de en lo que no quieres. Y lo que sí quieres es alguien que se preocupe por ti tal como eres.