Los hábitos pueden tener un impacto muy poderoso en tu relación de pareja. Pero ¿Qué es un hábito? Un hábito es: «un patrón de comportamiento constante y regular». A la hora de crear hábitos, estos pueden ser positivos o negativos. Eso si una vez que comiences a practicarlos, con el tiempo se convertirán en un acto inconsciente. Cuando se trata de tener una relación feliz, existen ciertos hábitos que pueden tener un impacto poderoso y muy positivo. 

Es importante que seas conciso al crear rutinas, especialmente para tu relación. Deberás hacer un esfuerzo todos los días para practicarlos para que se conviertan en una segunda naturaleza para usted. Y es que crear un hábito, ya sea positivo o negativo, lleva tiempo, que puede variar de meses a años.

En este artículo, compartiré contigo 12 poderosos hábitos que practican relaciones felices. Estos hábitos me han ayudado tanto en mi matrimonio como en las parejas con las que he trabajado. ¡Implemente cada uno de estos hábitos en su relación y comience a reconectarse con su pareja!

1. Se mandan más mensajes de amor.

La mayoría de nosotros enviamos mensajes de texto a nuestras parejas, al menos, un par de veces al día, y en ocasiones, incluso más. Sin embargo la mayor parte de estos textos son para tratar temas prácticos relacionados con la compra, la comida, pagos,…

Una de las cosas que suelen hacer las parejas felices es enviarse más mensajes puramente amorosos y afectuosos. La realidad es que solo lleva un par de minutos hacerlo, y los estudios demuestran que puede mejorar ostensiblemente tu relación.

2. Demuestran más cariño a diario.

En el ajetreo y el bullicio de la vida diaria, rara vez reducimos la velocidad y y paramos para conectarnos físicamente con nuestras parejas. Y no nos referimos puramente al tema sexual, sino a todo tipo de conexión física, desde darse la mano hasta largos abrazos, besos o caricias diarias.

3. Comparten las cosas que importan.

Puede ser bastante difícil encontrar tiempo para hablar, y cuando lo hacemos, suele ser sobre trabajo, niños, asuntos familiares o la casa. Sin embargo existen poderosas razones para salir de estos temas y empezar a abordar los temas más importantes y significativos.

Hábitos de las parejas felices

Ya sabes, esos de los que solías hablar cuando salías juntos. Si pudieras elegir ahora mismo, ¿Qué parte del mundo visitarías primero? ¿Cómo esperas ser recordado? ¿Qué pasatiempo anhelas comenzar en secreto? Un gran estudio de parejas encontró que aquellos que comparten detalles íntimos como estos son más felices.

4. Celebran y se divierten más juntos.

La vida matrimonial puede volverse ocupada, rutinaria y, a veces, muy orientada a las tareas que hay que hacer cada día. ¿Fuiste a la farmacia a por la medicina para el resfriado? ¿Has llevado el coche al taller?

Si los únicos temas que tratamos son estos y nos olvidamos de reservar algo de tiempo para disfrutar y pasar buenos momentos juntos sin estrés, a la larga no te quepa duda de que te pasará factura. Según una investigación del psicólogo Howard Markman, las parejas que invierten más en la diversión y celebrar más cosas juntos, disfrutan de relaciones más felices.

5. Se conectan más con sus parejas.

Todos los días, mientras pasamos tiempo juntos, hacemos pequeños comentarios y observaciones que “invitan” a nuestro cónyuge a conectarse con nosotros. ¿Has oído esa historia en las noticias? ¡Fíjate lo que me pasó hoy en el trabajo!

Varios investigadores han descubierto que las personas que tienen relaciones felices responden a estas «ofertas» de conexión emocional de manera positiva y abierta, mientras que aquellas cuyas relaciones son menos felices tienen más probabilidades de ignorar o no responder a estos mensajes. Todos los días, recuerda compartir estas cosas con tu pareja, no alejarte.

6. Tratan de arreglar lo que va mal en la pareja.

Todas las parejas pelean y experimentan problemas, pero un factor que realmente puede marcar la diferencia, según los expertos, es conseguir recuperarnos de estos momentos negativos.

Las parejas que viven felices se aseguran de tener soluciones a los roces de la vida diaria basadas en el amor, la honestidad y el buen humor. Existen cientos de formas diferentes de hacer esto, lo importante es hacer el esfuerzo con el corazón abierto.

7. Expresan gratitud con más frecuencia.

¿Cuándo fue la última vez que le diste las gracias de una forma sincera a tu pareja por algo que hizo por ti? Desafortunadamente, a veces tendemos a concentrarnos más en los errores que cometen nuestras parejas, y nos olvidamos de decir «gracias» por todo lo que hacen bien. Pero la gratitud y el aprecio juegan un papel clave en fomentar el compromiso y mantener unidas las relaciones.

8. Han incorporado más rituales en su vida.

Las parejas felices tienden a tener más rituales propios que el resto de parejas, haciendo que poco a poco vayan creando una cultura compartida especial dentro de la relación.

Secreto de las parejas felices

Ya sea que determinéis que el «viernes es el día de la pizza», dar un paseo todos los días al atardecer con el perro o la forma en que celebran la nueva temporada de su serie favorita, estos momentos ayudarán a crear recuerdos agradables y a unir más a la pareja.

9.Se van a la cama a la misma hora.

Las parejas más felices suelen irse a la cama a la misma hora, especialmente si tienen que levantarse temprano para trabajar. No obstante puede darse el caso de que uno de los dos miembros de la pareja sea un noctámbulo y le guste trasnochar y el otro no.

Si es tu caso te recomendamos tratar de cambiar este hábito. Las investigaciones sugieren que las parejas que se van a la cama al mismo tiempo tienen menos conflictos, conversaciones más serias y más sexo. Es hora de acurrucarse.

10. Practican la bondad.

Puede parecer obvio, pero a veces todos necesitamos que nos lo recuerden: la bondad es muy importante. Con el tiempo, las parejas que hacen un esfuerzo adicional para ayudarse mutuamente con pequeñas cosas (como llenar el depósito de gasolina del coche familiar, lavar los platos incluso cuando no es «tu turno» o comprar esos muffins que tanto le gustan en la panadería) suelen ser más felices que aquellos que no son tan generosos o amables entre sí.

11. Trabajar juntos como un equipo hacia los objetivos (a corto y largo plazo)

Una relación feliz se centra en metas a corto y largo plazo. Estos objetivos son tanto para cada individuo como para la pareja. Muchas parejas infelices lo son porque no tienen objetivos conjuntos en la vida. Simplemente pierden el tiempo en tonterías superficiales y tratan de estar a la altura del estándar de felicidad de la sociedad.

Si quieres mejorar tu relación, concéntrate en crear, establecer y lograr metas tanto pequeñas, como más grandes. Las parejas felices suelen luchar por todo tipo de objetivos como un equipo. Si implantas estos hábitos en tu relación, estamos seguros de que a largo plazo, pasareis a formar parte de ese grupo de parejas felices que ya disfruta al máximo de sus relaciones.