Encontrar el amor … Muchas muajeres anhelan una pareja, amor, calidez, seguridad, y sobre todo, dejar de estar sola, ¿Qué está pasando? Despues de mucho indagar hemos descubierto que existen sobre todo seis excusas populares que usamos para explicar por qué no podemos encontrar el amor. Vamos a verlos:

1. Mejor el hombre equivocado que ninguno. Malísima idea. Por supuesto, anhelamoscariño, pertenencia y ternura, pero apegarse al hombre equivocado generalmente significa comprometerse demasiado y perder el respeto por uno mismo. Y mientras esté con la persona equivocada, no reunirá la energía para encontrar a la correcta, y por supuesto, es bastante dificil que puedas llegar a ser feliz.

La solución es poner fin a las medias tintas y recuerdar que puedes llenar su vida de manera significativa incluso sin una pareja, al menos hasta que aparezca una adecuada.

2. No soy lo suficientemente atractiva para encontrar una buena pareja. La mayoría de las personas a las que se les ocurre este argumento no se ven peor que las que tienen pareja. Más bien al contrario. La belleza no es garantía de felicidad en el amor.

Ni Marilyn Monroe ni Romy Schneider fueron bendecidas con relaciones felices. No necesitas ser hermosa para tener éxito en el amor. Lo más importante es gustarte a ti misma y hacer que tu carisma individual destaque por encima de cualquier cosa.

3. Cuando demuestro que quiero algo serio, los hombres se escabullen. Así es, si enfatizas mucho y muy pronto en tu anhelo de convivencia, matrimonio e hijos, todos los hombres se sentirán constreñidos y absortos. ¿Quién quiere ser visto como un medio para lograr un fin?

Por otro lado, es importante tener claro desde el principio que buscas una relación duradera en lugar de una breve aventura. Con ello estás demostrando que sabes lo que quieres, y los hombres que también busquen los mismo, reaccionarán positivamente.

4. La mayoría de los hombres tienen miedo de comprometerse. Eso no es cierto.  Lo que puede suceder es que quizás tengas una debilidad particular por los hombres que son reacios a comprometerse.

La mayoría de los hombres solteros están tan desesperados por la mujer de su vida como tú por el hombre de sus sueños, pero seguramente hayas evitado inconscientemente a tales candidatos potenciales porque, en el fondo, tú también tienes sentimientos ambivalentes cuando estás en pareja o simplemente tienes miedo de atarte a alguien bien por miedo a equivocarte, bien por miedo a sentir que dependes mucho de él.

5. Los hombres no quieres a mujeres autónomas como yo. Para algunos hombres, eso puede ser cierto. La antigua distribución de roles les da seguridad porque ellos mismos sufren sentimientos de inferioridad, pero si que hay muchos hombres que quieren una mujer independiente, que pueda valerse por sí misma y hacer frente a la vida sin un hombre fuerte.

¿Podría ser que enfatiza demasiado su independencia porque inconscientemente tiene miedo a ser dependiente? ¿Encuentras difíciles los compromisos o simplemente niegas tu deseo de apoyarte en la otra persona? Entonces probablemente no parecerás fuerte, sino dominante. Y ni a los hombres ni a las mujeres les gusta el dominio de la otra persona en las relaciones.

6. No puedo tener relaciones con hombres que son amables conmigo. Relamente aquí habría que preguntrase ¿Por qué te gustan los hombres que no son amables contigo? ¿Acaso eres adicta a la montaña rusa de las emociones o al drama de ser querida y rechazada de un día para otro? ¿O es que inconscientemente piensas que no te mereces algo mejor?

«¿Por qué no puedo encontrar una pareja? o ¿Qué estoy haciendo mal?» Son preguntas que muchas mujeres se hacen cada día y la realidad es que no hay nada «malo». La realidad es que todas tienen la capacidad de entablar, cimentar y mantener relaciones felices.

El realidad el problema está en que muchas esperan en vano a un príncipe azul, que no puede existir en la vida real mientras que otras se adhieren a las reglas «de oro» cuando buscan pareja, lo que solo las lleva por mal camino.

Aquellas que quieran ser amadas primero deben aprender a aceptarse a sí mismas, a mantenerse firmes en la propia personalidad, a reconocer los miedos y bloqueos internos, y a procesar las experiencias negativas. Este es el primer paso hacia una armonía y el camino a seguir para conseguir esa relación con la que tanto soñamos.