La relación de pareja es un vínculo emocional o romántico que une a dos personas durante un tiempo o toda una vida. La mayoría de las personas sueñan con encontrar pareja en algún momento de su existencia y poder tener a alguien a su lado con quien compartir sus experiencias y vivencias a pesar de que esto no siempre es fácil.Las relaciones de pareja pueden ser muy variadas, puediendo estar formadas por un hombre y una mujer, dos hombres, dos mujeres, más de dos personas…, Antiguamente lo que predominaban eran sobre todo las parejas heterosexuales y bendecidas siempre con el santísimo matrimonio dado que las parejas homosexuales estaban muy mal vistas por la iglesia, al igual que las infidelidades o relaciones abiertas.Sin embargo, en la actualidad las relaciones de pareja están cambiando significativamente, ampliando su variedad y permitiendo que cada vez más personas encuentren lo que buscan. Y es que cada vez son más los países que está aprobando los matrimonios entre personas del mismo sexo, lo cual es un gran avance para nuestra sociedad y para nuestros derechos como seres humanos.

El que la sociedad permita reconocer a nuestra pareja legalmente con independencia de su sexo es muy importante a la hora de tener ciertos derechos como recibir una pensión de viudedad en caso de que a nuestra pareja le pase algo, en temas de impuestos, a la hora de adoptar, de heredar, etc.

Claro está que todo esto ha ido cambiando con el tiempo, dado que cada cultura y cada  época ha tenido y tiene sus propias normas en cuanto a relaciones. Antiguamente, por ejemplo, las parejas debían estar casadas para poder vivir juntos y tener relaciones sexuales, algo que en la actualidad ya no es necesario. Al contrario, parece casi suicida hoy por hoy que dos personas se casen sin haber tenido relaciones sexuales antes, o haber convivido al menos una temporada para asegurar que ambos encajan.

Uno de las principales reglas que imperan en las relaciones de pareja en el mundo occidental es la monogamia, que establece que ambos miembros de la pareja solo pueden tener relaciones sexuales entre ellos. Hacerlo con alguien externo a la pareja se considera infidelidad y en la mayoría de los casos suele ser motivo de ruptura. 

No obstante empezamos a ver que cada vez más parejas, sobre todo relaciones largas cuya actividad sexual se encuentra bajo mínimos, que optan por abrirse a otros compañeros sexuales para darle vidilla a su historia. Son las denominadas relaciones abiertas y cada una tiene sus normas propias. Hay parejas que hacen intercambios con otras parejas abiertas, otras simplemente acuerdan tener relaciones sexuales con otras personas sin comentarlo con su pareja,…

Y es que vivimos en una sociedad que, desde bien jóvenes, nos presiona para que tengamos una relación de pareja, para que nos casemos y tengamos casa, coche, hijos y perro. Desde nuestros padres hasta los medios de comunicación que permanentemente nos muestran parejas felices rodeados de niños en preciosas casas con jardín, nos empujan a ese modelo de vida en un punto en el que ni siquiera tenemos clara nuestra propia identidad sexual algo fundamental para nuestro desarrollo psicológico.

Relaciones amorosas y el curso natural de la transformación

Y es que por si no te has dado cuenta, las relaciones amorosas son la forma más compleja de relación, ya que este tipo de relaciones son las que más afectadas se ven por los cambios.

Debido a que casi todas las personas cambian y se transforman con el tiempo, este proceso influye inevitablemente en la relación. En una relación amorosa basada sobre todo en el amor y en una profunda conexión emocional, esta transformación natural puede tener un gran impacto.

Hay que decir que en todas las relaciones cercanas a nosotros (amistad, amor, padres, hijos) casi siempre se nota un cambio con el tiempo. Algo normal si tenemos en cuenta que las personas a lo largo de la vida pasan por diferentes etapas de crecimiento y madurez, haciendo que la persona que éramos hace diez años, no tenga nada que ver con la actual.

Este crecimiento personal es, no solo sano y natural, sino incluso inevitable, y tiene como consecuencia que las personas acaben viendo sus relaciones de manera diferente.

Relación de pareja seria

Por ejemplo, con el tiempo, los buenos amigos pueden comenzar a notar que cada vez tienen menos conversación entre ellos de la que tenían antes así como preocupaciones e inquietudes diferentes, al igual que los padres y sus hijos adultos tienen una relación diferente entre sí que cuando los niños aún eran pequeños.

En resumen, las relaciones cambian porque las personas cambian. De hecho existe una corriente ideológica que dice que muchas relaciones fracasan debido al hecho de que las personas cambian como personas a lo largo del tiempo, y ya no sienten que encajan tanto como al principio de la relación.

Si a eso le unimos que las mariposas que sentíamos al principio se van evaporando conforme pasa el tiempo, esto puede llevar a la percepción de que las personas no acaban de encajar del todo.

Las diferencias en las relaciones amorosas.

Dado que cada persona es diferente, y que cada una tiene diferentes expectativas de una relación amorosa, es útil definirlas y averiguar si la persona que tienes a tu lado comparte dicha visión para evitar sorpresas y decepciones innecesarias.

Aunque las relaciones amorosas son muy variadas y es evidente que no se pueden clasificar en un número concreto de tipos, la lista a continuación se centra en las relaciones más comunes que usamos y aceptamos en Occidente.

  1. El matrimonio por amor. Hasta hace poco (años 50 y 60), el matrimonio se consideraba la única forma de relación que un hombre y una mujer podían y debían tener. El matrimonio era necesario para llevar una relación al siguiente nivel y para poder gozar de relaciones sexuales y tener hijos. En aquella época con el matrimonio se garantizaba la supervivencia de una familia. Hoy en día, el matrimonio es visto como la feliz culminación del amor entre dos personas, independientemente del género, aunque hay que decir que el afán por casarse y tener hijos es mucho menor entre las parejas actuales que hace unas décadas.
  2. Matrimonio de conveniencia. A diferencia de un matrimonio «normal», estos se basan más en un interés concreto o en razones prácticas, no en el amor. Esto se hace, por ejemplo, para unir a dos familias o para que la pareja pueda optar a un permiso de residencia y ciudadanía.
  3. Relación de pareja seria. Este tipo de relaciones es uno de los que más impera en Occidente y en ella las personas pueden permanecer juntas toda la vida por amor, pero a diferencia de lo que pasaba antes, sin necesidad de casarse.  Gracias a las cada vez menores presiones eclesiásticas y de otras autoridades, tener una relación a largo plazo sin matrimonio se ha vuelto normal y aceptable.
  4. Relación de pareja sin convivencia. En estas relaciones sus miembros tienen una relación de pareja pero sin vivir juntos debido a motivos emocionales y / o prácticos. Esta forma de relaciones también ha ganado popularidad en la actualidad dado que las personas son más individualistas que antes y, por lo tanto, les resulta más difícil renunciar a su espacio.
  5. Relación de pareja a distancia. En este tipo de relaciones sus miembros viven separados en la distancia, y se ven y se hablan con frecuencia a través del móvil o del ordenador. Este tipo de parejas casi no se ven en persona y usan las nuevas tecnologías para estar comunicados. Suelen surgir a menudo cuando uno de los miembros de la pareja tiene que trasladarse al extranjero por motivos de trabajo, por ejemplo. En más de la mitad de los casos, las relaciones a distancia se termina por no llegar a poder cubrir las necesidades de uno o de ambos.
  6. Relación de pareja abierta. En una relación abierta, ambos miembros están de acuerdo en que pueden buscar intimidad en forma de sexo fuera de la pareja. Qué tan cercanas o buenas suelen ser este tipo de relación difiere en función de la pareja, al igual que la medida en que buscan otros compañeros de cama y la forma de hacerlo. La mayoría de las personas hoy en día son incapaces de tener este tipo de relaciones ante el dolor que supone aceptar que nuestra pareja esta intimando con otra persona, sin embargo las relaciones abiertas pueden llegar a durar mucho tiempo debido al hecho de que, o bien el vínculo entre los dos miembros de la pareja no es demasiado fuerte, o bien permite que ninguno de los dos se sientan sexualmente limitados.
  7. Relación platónica. Las relaciones platónicas son aquellas en las que la pareja no tiene relaciones sexuales ni tampoco éstas se busca fuera de la relación. Una relación platónica se basa únicamente en el amor, en la admiración y  pueden llegar a durar mucho tiempo.
  8. Relación de pareja basada en el sexo. En una relación sexual, la base es principalmente el sexo. Ambas partes se buscan para tener contacto sexual sin la necesidad de desarrollar un vínculo emocional. Las personas que entablan este tipo de relación suelen estar abiertos a hacerlo con múltiples parejas.
  9. Relación de pareja efímera. Es una relación casual, con poco vínculo emocional y pocos acuerdos que puedan limitar a ambas partes. Ninguno de los dos suelen ser leales y no están demasiado apegados al bienestar del otro. En contraste con una relación abierta, el vínculo emocional es algo menor en una relación casual y los acuerdos suelen estar menos claros.
  10. Relación polígama. En una relación polígama,las parejas suelen estar formadas por mas de dos personas. En las culturas árabes, es normal que un hombre se case con varias mujeres. Puede darse también que una mujer tenga como pareja a varios hombres, aunque esto es mucho menos común en todo el mundo. La poligamia está prohibida en muchos países occidentales.
  11. Relación de una noche. Es una aventura de una noche en la que ambas personas se encuentran y deciden tener relaciones sexuales sin ningún compromiso. Este tipo de historias suelen ser de una sola noche, aunque si que es cierto que en ocasiones puede ser el principio de algo más

Una relación amorosa depende completamente de las intenciones de ambas personas. Cuando las expectativas son claras, las relaciones pueden durar mucho tiempo.
Sin embargo, décadas de investigación han demostrado que las relaciones basadas en el amor a menudo son las que ganan en el tiempo. Este tipo de relaciones han demostrado que pueden soportar los cambios inevitables que todos atraviesan como personas durante su vida.

Cómo tener una relación de pareja estable en pleno siglo XXI

¿Qué hacer cuando a tu pareja le resulta difícil expresar sus sentimientos?
Cómo saber si somos 100% compatibles con nuestra pareja
Cómo enamorarte de nuevo de tu pareja en 7 pasos
Sentirse solo estando en pareja: ¿Qué puedes hacer?
5 Consejos para mejorar la comunicación con tu pareja
¿Cuál es la diferencia de edad ideal en una pareja?
¿Qué hacer si tu pareja tiene depresión?
¿Por qué nuestras espectativas de pareja nunca se ajustan a la realidad?
4 Consejos básicos para sobrevivir como pareja durante la cuarentena.
9 reglas básicas para tener una relación de pareja sana
9 ideas económicas para sorprender a tu pareja
LA MEJOR BROMA DE PAREJA DE LA HISTORIA
¿Cómo superar la barrera del idioma en una relación?
Fotos con frases románticas de amor para emocionar a tu pareja.
Convivir en pareja – Monólogo de David Guapo
7 señales de que estás en una relación tóxica
10 Pedidas de mano originales que te dejarán sin palabras
¿Flirtear es sinónimo de ser infiel? Una experta responde
Como superar los celos enfermizos en pleno siglo XXI
Inventos ingeniosos para enamorados
50 temas de conversación para parejas